Investigadores de la Universidad de Osaka y el Instituto de Historia y Arqueología de la Academia de Ciencias de Mongolia encontraron, durante las excavaciones llevadas a cabo desde 2015 en la región de Dongoin al este del país mongol, un singular enterramiento.

loading…



Las ruinas consisten en un monumento funerario rodeado de 14 grandes pilares de piedra que tienen inscripciones de runas túrquicas, siendo la primera vez que este tipo de runas aparecen al este de la capital, Ulan Bator. Los pilares aparecieron caídos y semienterrados, algunos partidos en varios trozos y muy afectados por la erosión.

En el centro del monumento un sarcófago también de piedra se sitúa en el interior de un montículo funerario. En cada uno de los pilares hay más de 100 inscripciones realizadas por las antiguas tribus túrquicas. De la datación por radiocarbono del carbón, piel de oveja y huesos de caballo encontrados dentro del sarcófago, se estima que el monumento fue construido en el siglo VIII, durante la segunda época del Kaganato Túrquico.


Reconstrucción del monumento / foto Universidad de Osaka

Las inscripciones revelan que la persona que está enterrada allí era un Yagbu o virrey, el rango más alto después del Kagan durante el reinado de Bilge Kagan (716–734 d.C.). Los Yagbu eran los comandantes en jefe del ejército y el más alto funcionario administrativo en la región oriental de Mongolia durante el posterior reinado de Tengri Kagan (734–741 d.C.).

El Kaganato Túrquico de Mongolia se estableció en 555 d.C. cuando los pueblos túrquicos de Altai se rebelaron contra el Kaganato de Rouran. Parte de los Rouran emigraron al oeste, fundando el Kaganato Avariano entre el Danubio y los Cárpatos, pero otros se quedaron en Mongolia y se convertirían en los antepasados de los Tártaros.

Los pilares antes de la excavación / foto bataar.mn

El Kaganato Túrquico llegó a su fin en 744, derrotado por fuerzas conjuntas chinas, uigures y pueblos nómadas. Fue sustituido por el Kanato Uigur, que se extendía desde el Mar Caspio hasta Manchuria, y que duró hasta el año 840, cuando fueron derrotados por los kirguises.

El hallazgo es importante porque demuestra que la estepa de Dongoin era el centro oriental del antiguo Kaganato Túrquico, cuya ubicación era hasta ahora desconocida, que precedió en cinco siglos a la época del gran imperio mongol de Gengis Kan.

(Visited 278 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *